Viu Nou Barris

Viu Nou Barris

Seguros, tranquilidad bajo control

20 de marzo de 2018

Desde tiempos inmemoriales los hombres han asegurado los riesgos para evitar que hechos no previstos acabaran con sus negocios, se fulminaran sus ahorros o los dejaran sin sus propiedades. En el Código de Hammurabi, de 4.000 años de antigüedad, ya hay referencias a estas prácticas, y desde entonces hasta hoy, si bien, la modalidad de seguros, su tipología, objeto, coberturas, ... se han incrementado y variado mucho, su esencia, sigue siendo la misma: un medio eficaz para cubrir riesgos ante posibles situaciones adversas futuras. Si tenemos un seguro y estas situaciones se producen, recibiremos una compensación en forma de servicio o dotación económica, para solucionar sus efectos o hacerlos, cuando menos, más asumibles.

La oferta actual de seguros en el mercado es amplísima. Hay seguros que son obligatorios, otros que no lo son pero que resultan muy útiles, otros que nos aseguran una cobertura en situaciones habituales y otras fuera de la cotidianidad, y también, existen aquellos que salvaguardan los aspectos más inverosímiles...

Por tipología, los seguros que tienen como objeto directamente a la persona son los llamados seguros personales y engloban, entre otros:

  • Seguros de accidentes que indemnizan al titular con una cantidad económica si sufre un accidente que le impide seguir con su actividad profesional habitual.
  • Seguros de vida que establecen un capital concreto que reciben los beneficiarios del titular de la póliza, si este muere o queda incapacitado. Una variante son los seguros de supervivencia o ahorro, normalmente asimilados a planes de pensiones, rentas vitalicias y fondos de inversión y que repercuten en el asegurado de forma diferente según sus particularidades.
  • Seguros de salud que ofrecen cobertura sanitaria, asistencial y, en algunos casos, también, económica.
  • Seguros de dependencia, quizás una de las modalidades más recientes y que aseguran al titular una renta o el beneficio de servicios asistenciales si entra en situación de incapacidad, la cual no le permite desarrollar su vida de forma autónoma.

Los seguros de patrimonio, por su parte, aseguran bienes y también a sus titulares ante las reclamaciones de otros provocadas por daños a terceros. En este grupo entrarían los seguros más conocidos, como los del hogar, vehículos, incendio, responsabilidad civil... pero también otros no tan habituales, pero también muy convenientes según nuestra actividad, como las de crédito y caución – garantizan cobro de créditos e indemnizaciones en el caso de incumplimiento de determinadas cláusulas contractuales; los seguros de transporte – que cubren los daños a mercancías-; o los seguros de pérdidas pecuniarias, que cubren al titular con una indemnización por la pérdida del rendimiento económico que hubiera podido lograr si no se hubiera producido una situación concreta, accidente o cualquiera de los imprevistos recogidos en cada póliza en particular.

El tercer gran grupo de seguros es el que hace referencia a los seguros de prestación de servicios y que engloba, entre otros, las pólizas de decesos (gastos de entierro), de asistencia en viaje (cobertura de imprevistos durante el viaje y estancia en el destino elegido) o defensa jurídica (gastos derivados de litigios y reclamaciones judiciales. Nunca de multas o indemnizaciones), entre otras.

Pero si estos son los seguros más convencionales, también existe un destacado grupo de nuevos seguros y coberturas fruto de la constante evolución de nuestra sociedad. Hemos hecho referencia, ya, por ejemplo, a los seguros de dependencia, pero hay más, como las que aseguran contra los ataques cibernéticos; los seguros de vida que invierten en empresas responsables; seguros para mascotas; o los seguros que cubren partes del cuerpo imprescindibles para que una persona pueda realizar su trabajo. Estas últimas no son unas pólizas de nueva creación - Bett Davis, aseguró su cintura, Fred Astaire, sus piernas o Elizabeth Taylor sus ojos- pero viven un nuevo boom gracias a artistas como Pamela Anderson o Mariah Carey, y a deportistas como David Beckham o Anna Kourikova, que han hecho publicas la contratación de este tipo de seguros.

Apuntar, además, que la cartera de servicios ligados a los seguros tradicionales está variando mucho, gracias a la irrupción de las nuevas tecnologías y las nuevas formas de comunicación en el sector. Actualmente ya es posible tramitar siniestros en línea; gestionar servicios 24 horas al día a través de la red; contratar coberturas por episodios concretos, ...etc.

Ante esta gran oferta y variedad de seguros, nada mejor que confiar en el conocimiento y experiencia de profesionales especializados en la gestión de este tipo de productos de garantía para asegurarnos -nunca mejor dicho- la opción más adecuada a nuestras necesidades. A continuación, una selección de los mejores especialistas con presencia en el territorio de Viu Nou Barris. Todos nos ayudarán y asesorarán en nuestra selección y contratación.

Cargando...
x
X