Viu Nou Barris

Viu Nou Barris

Las joyas, complementos que nos hacen únicos

15 de enero de 2018

Tradicionalmente la joya ha sido una de las piezas de regalo por excelencia que han recibido las mujeres, aunque las posibilidades para hombres no se quedan cortas. A lo largo de la historia, desde prácticamente la época de las cavernas hasta hoy día, las joyas han sido utilizadas como complementos de la persona para potenciar la belleza, para destacar la riqueza, para protegerse del mal – en el caso de los amuletos – y para simbolizar el amor y el aprecio entre amantes, familiares y amigos especiales.

En la práctica totalidad de las ocasiones, regalar una joya es una acción ligada a un acontecimiento único, feliz y alegre... como un compromiso, un nacimiento, un aniversario, un casamiento, ... aunque también, el simple hecho de querer expresar a alguien nuestros sentimiento, nuestro aprecio, se convierte, también, en motivo más que justificado para regalar una joya.

Antes, estas piezas estaban reservadas casi en exclusiva a determinadas clases sociales, que las utilizaban y lucían para hacer gala de su estatus. Hoy en día, la joyería está al alcance de la gran mayoría y los diseños y creaciones realizadas por joyeros y orfebres son consideradas un tipo de arte más.

En las primeras épocas de la joyería, los materiales utilizados eran los huesos, los dientes, las piedras,.. Con el tiempo, los que empezaban ya a especializarse en la creación de este tipo de piezas para adornar el cuerpo, introdujeron varios tipos de metales y piedras preciosas y semi-preciosas en sus talleres hasta llegar a la actualidad cuando han entrado, también en juego, las nuevas tecnologías y todo tipos de materiales.

A pesar de esta evolución, la creación de joyas continúa siendo una tarea ligada estrechamente al trabajo artesanal, asegurando este tipo de intervención, la particularidad y diferenciación de todas las piezas, lo que ayuda, sin duda, a destacar el carácter único y especial que cualquiera desea para su joya.

Las piezas de joyería creadas y vendidas por profesionales presentan el máximo de las garantías, tanto por lo que se refiere a su calidad, como a diseños, materiales y/o fabricación. Y es que los joyeros como especialistas que son, conocen el material con el que trabajan, las técnicas de la joyería y están preparados para ayudarnos no sólo la elegir la pieza más adecuada a nuestros gustos y necesidades, sino también para ofrecernos los consejos pertinentes sobre como utilizar y conservar nuestra joya de la mejor forma.

En nuestro territorio, el de Viu Nou Barris, encontraréis varias joyerías que os pueden ayudar en esta tarea. Allá podréis encontrar desde las piezas y diseños más de moda, a otras muchísimas más propuestas totalmente personificables. Joyas para ocasiones especiales y también joyas para cada día. Y es que lucir una joya ha dejado de ser algo exclusivo de unos pocos para convertirse en un placer para muchos más. ¿Qué joya es la que te gusta más a ti?

Como lucir nuestras joyas

Partiendo de la máxima que dice que en la sencillez encontramos la elegancia, repasamos algunos tips básicos para sacar el mejor partido a nuestras joyas.

  • Hay que diferenciar las joyas para el día y la noche. Las primeras, por norma general son más sencillas y polivalentes, mientras que por la noche se imponen las piezas más ostentosas y brillantes.
  • Hace falta conjuntar las joyas con nuestra vestimenta.
  • Si utilizamos una pieza grande de joyería, por ejemplo un collar con piezas de dimensiones generosas, el resto de joyas deberían ser más discretas, para preservar el equilibrio y no convertirnos en blanco de las miradas, no por nuestra elegancia, sino por todo lo contrario.
  • Si el vestido que llevamos es de corte sencillo y colores discretos, una joya bonita y coloreada puede servir de contrapunto. Por el contrario, si el vestido ya incorpora algún tipo de pedrería, habrá que optar por piezas más sencillas.
  • Aunque no existe consenso general sobre el tema, se recomienda no sobrepasar más de cinco piezas de joyera en total durante el día. Por la noche, este número habría que rebajar el número, si es que hemos optado por una pieza más destacada.
Cargando...
x
X