Viu Nou Barris

Viu Nou Barris

La ensalada perfecta

28 de agosto de 2018

Hasta hace unos años, las ensaladas eran uno de los platos más recurrentes en cualquier menú familiar. Hoy, sin embargo, la incorporación de ingredientes hasta ahora poco habituales en su preparación así como, el uso de nuevos aderezos han convertido a este tipo de platos en una opción muy atractiva.

Las ensaladas de hoy son nutritivas, equilibradas, exóticas, ligeras,… y, sobretodo, deliciosas. En la versión renovada de este plato tienen cabida todos los grupos de alimentos existentes. Y no hay norma más básica y sencilla para conseguir una ensalada espectacular que combinar estos productos procurando realzar el sabor textura, olor y color de todos y cada uno de ellos.

¿Cómo preparo la ensalada perfecta?

  • Decide que tipo de ensalada quieres preparar, fría o caliente, y el ingrediente principal que quieres utilizar, lechuga, pasta, arroz, patata, legumbres,…
  • Haz una lista de los ingredientes secundarios que te gustaría añadir. No olvides, sin embargo, que más ingredientes no es igual a mejor ensalada. Lo que realmente hará que el plato resulte más apetitoso será la armonía entre estos productos. Procura combinar, por ejemplo, texturas crujientes, blandas y cremosas; y sabores más potentes con otros más suaves, evitando neutralizar, en ningún caso, a cualquiera de ellos. Hay que tener cuidado, por ejemplo, con la cebolla, el ajo, el pepino, los champiñones… pues aunque son una fuente indiscutible de sabor para nuestro plato, pueden acabar con la armonía del mismo. Si vamos a utilizar cebolla, una opción es picarla y sumergirla durante 20 minutos en agua helada con un chorrito de vinagre, así resultará menos potente y más crujiente. Si la opción es el ajo, podemos fregar el plato con un diente partido por la mitad o incorporar una cantidad simbólica de este producto picado en la ensalada, siempre sin el germen; mientras que si nuestra receta contempla el pepino como ingrediente secundario, lo mejor será cortarlo en rodajas muy finas y utilizarlo sin piel para rebajar su sabor.
  • Lava y seca bien los ingredientes vegetales antes de añadirlos al plato. Además de librarnos de cualquier agente artificial, secándolos correctamente evitaremos que el aliño se diluya.
  • La gracia de las ensaladas es la mezcla de todos los ingredientes. Aún y así, ¿cuántas veces nos hemos visto en la situación, de aliñar y mezclar y ver como todos los ingredientes más pequeños y pesados se van al fondo del bol y desaparecen de los primeros platos que servimos?... Para evitarlo, reservaremos un tercio de todos los ingredientes de la ensalada y los incorporaremos una vez esté ya mezclada y aliñada. Por encima agregaremos un poco de aliño extra para que se impregnen bien.
  • Si pretendes hacer de tu ensalada un plato único, añádele trocitos de pollo, pavo, charcutería, quesos, huevo duro, atún,… Además de las proteínas, también es recomendable algo de fibra, sobretodo, si la ensalada que estamos preparando no es vegetal. Legumbres como los garbanzos o las lentejas pueden ser una buena solución.
  • Endereza la ensalada con aliños que permitan disfrutar del sabor y textura de cada ingrediente. El aliño debe participar en el sabor del conjunto pero no convertirse en protagonista. Su misión es hidratar y unir entre si todos los ingredientes, a la vez que aportar el punto justo de digestibilidad y sabor que los alimentos, en crudo o cocinados, precisan.

En las tiendas de alimentación de Viu Nou Barris encontrarás todos los ingredientes para preparar tu ensalada perfecta. Una visita a cualquiera de estas tiendas es ¡una fuente de inspiración asegurada!

Cargando...
x
X