Viu Nou Barris

Viu Nou Barris

Higiene dental, una cuestión de salud

1 de marzo de 2019

Una buena salud bucodental es fundamental tanto para disfrutar de una buena salud general como para tener una buena calidad de vida, sin carencias derivadas de dificultades para masticar, morder o incluso sonreír o hablar.

¿Cómo, con qué y cuándo cepillarnos los dientes?

El como cepillarnos los dientes es una cuestión básica para poder mantener una buena salud dental. Para hacerlo necesitamos un cepillo adecuado, una pasta dentífrica adecuada y dominar la técnica, la cual no tiene más secreto que colocar los filamentos del cepillo encima de la parte de la encía que toca el diente y cepillar haciendo movimientos circulares llegando a ambos. Es muy importante que el cepillado dure un mínimo de dos minutos y que no dejemos ninguna pieza sin repasar.

En cuanto al tipo de cepillo de dientes, manual o eléctrico hay opiniones para todos los gustos. Mayoritariamente, sin embargo, se admite que el eléctrico resultaría más eficaz, aunque con un buen cepillado manual podemos lograr resultados similares. La dureza del cepillo dependerá de nuestro estado de salud bucodental. Como guía, podemos tener en cuenta que los extra suaves están recomendados para casos de intervenciones dentales; y los duros o extra duros para dientes con muchas manchas. Así que si no es el caso, el cepillo de dureza mediana será el más recomendable.

Y finalmente y en cuanto a la cuestión de cuando cepillarnos los dientes, hay que saber que después de comer, los niveles de acidez a la boca crecen, hecho que irremediablemente tiene un efecto negativo en nuestros dientes. Por ello, es recomendable cepillarnos después de comer, y hacerlo como mínimo un par de veces al día, de forma especial antes de ir a dormir, pues a partir de las 10 horas después de comer se incrementa el número de bacterias en boca.

¿Qué pasta dentífrica comprar?

La oferta de pastas de dientes es inmensa. Dependiendo del estado de nuestra boca, algunas pueden resultar más adecuadas que otras, partiendo de la base que una pasta con una cantidad de flúor superior a 1.000 partículas por millón (ppm) es la más indicada para una buena higiene bucal, puesto que actúa ante las bacterias que produce el sarro y contribuye, además, a la resistencia del esmalte. De hecho, los colegios de odontólogos advierten que cepillarse con pastas por debajo de esta cantidad de flúor seria como cepillarnos sin nada, en cuanto a las caries se refiere y recomiendan pastas de 1.450-2.000 ppm a partir de los seis años.

Si sufrimos dolencias periodontales como la gingivitis, por ejemplo, existen opciones de pastas que además de flúor contienen algún antiséptico, mientras que si lo que queremos es combatir la sensibilidad dental provocada por el desgaste del esmalte, podemos optar por pastas dentífricas que ayudan a tapar los poros de los dientes. Nuestro odontólogo y también los farmacéuticos nos podrán guiar en esta elección.

La alimentación también importa

Una cuestión básica para la salud de los dientes es, también, nuestra dieta. Una exposición frecuente al azúcar ligada con una higiene deficiente es, por ejemplo, causa de caries. Y por azúcar, hay que aclarar, que no solo se entiende la que añadimos al café o la de un caramelo, sino, también, a la que contienen un montón de productos envasados, como los zumos, las galletas, el chocolate o incluso ¡la pizza! Hay que destacar, también, el efecto negativo que tiene el azúcar de la leche, pues aunque sea un producto recomendado por su alto contenido en calcio, puede resultar perjudicial para los más pequeños si, por ejemplo, se quedan dormidos con el biberón a la boca o beben leche y después no se cepillan los dientes.

Este cepillado, pero no es recomendable hacerlo de forma inmediata después de consumir una bebida ácida, pues, la acidez tiende a suavizar el esmalte y si nos cepillamos enseguida, los restos de bebida podrían estropearlo. Lo recomendable en estos casos es esperar algo más de lo habitual para lavarnos los dientes.

Recordemos, también, el tema del aumento de la acidez de la boca después de las comidas si somos de los que picamos entre horas, pues, lo que provocaremos es una alteración de estos niveles de acidez durante más tiempo, si no hacemos una buena limpieza posterior.

Es recomendable tener en cuenta todos estos consejos, pero también la visita puntual al odontólogo, la cual tendría que repetirse, según el Colegio Oficial de Odontólogos de Cataluña, como mínimo, una vez al año. En el territorio de Viu Nou Barris encontraréis un cuadro amplio de estos profesionales, además de establecimientos donde comprar todo lo necesario para el cuidado de vuestra salud bucodental. En el mapa están todas las direcciones y contactos.

Cargando...
x
X