Viu Nou Barris

Viu Nou Barris

Guía práctica para elegir la pintura para casa

1 de junio de 2019

Con la llegada del buen tiempo son muchos los que deciden pintar el piso. La posibilidad de mantener las ventanas abiertas para acortar el tiempo de secado y asegurar una buena ventilación ha hecho tradicionalmente de esta época del año, un momento álgido para estos trabajos en casa, tanto si los hacemos nosotros mismos cómo si los encargamos a otro. Ahora bien, el hecho que las nuevas pinturas sequen más rápido y hayan reducido olores y agentes tóxicos en su contenido, hacen de esta actividad, una obra hábil para todo el año.

Calidad: En el ámbito doméstico, una pintura de calidad será aquella que nos garantice características como la resistencia, durabilidad o limpieza. Una pintura de calidad es, además, aquella que resulta sencilla y rápida de aplicar; que salpica lo mínimo, que necesita pocas manos para cubrir la superficie y que se distribuye bien, asegurándonos, consecuentemente, menos cantidad de producto para pintar.

Una vez aplicada, una pintura de calidad dura más, conserva durante más tiempo su color original y resulta más resistente a la suciedad.

Para conocer la calidad de la pintura, existe una normativa, la UNE EN 113300 de AENOR, que clasifica el producto según esta característica. La clasificación va del 1 al 5, representando el 1, la máxima calidad.

Tipo de pintura: Según el espacio que queramos pintar podemos elegir entre diferentes tipos de pinturas.

Pintura plástica: Indicada para pintar interiores. Actualmente los fabricantes ofrecen una amplísima gama de colores y nos permiten, incluso, crear colores personalizados, según nuestras necesidades. La pintura plástica es rápida de secar y resulta, en general, resistente. Según la resina utilizada para su fabricación, las pinturas plásticas pueden ser vinílicas (alta resistencia a la intemperie) o acrílicas (aguantan mejor la humedad y el agua).

Esmalte sintético: Su principal característica es su altísima durabilidad. Además, presenta la gran ventaja de adherirse sobre gran cantidad de materiales, incluso algunos plásticos. Ahora bien, este tipo de pintura necesita más tiempo para secarse, más capas para cubrir las superficies y disolventes para eliminar sus restos.

Pintura antihumedad: Indicada para impermeabilizar determinados lugares de la casa, como puede ser el techo de la ducha, la galería u otros espacios en contacto directo o indirecto con el agua y posibles humedades. Estas pinturas bloquean manchas y evitan los hongos.

Pintura con efectos: Estos productos nos permiten crear atractivos efectos en el acabado de paredes, muebles, puertas, superficies de hierro, yeso, ... Algunos de los acabados más populares son: la arena, el estuco, la piedra, los perlados, ...

Pintura para baldosas: Una forma económica, rápida y sin obras para dar un nuevo aspecto a nuestra cocina o al baño es pintar las baldosas con pintura. Actualmente, existe una gama muy variada de este tipo de pinturas, las cuales están pensadas para garantizar una alta resistencia a la grasa, al agua y a los productos de limpieza.

Acabados: En general, las pinturas mates son las que disimulan mejor las imperfecciones y también, las que con menos cantidad de producto, cubren más superficie. Eso sí, en comparación con las satinadas, no son tan resistentes ni a la suciedad ni al paso del tiempo.

Las pinturas brillantes, por su parte, resaltan el color y la superficie, mientras que las aterciopeladas y las satinadas contribuyen a reflejar, levemente, la luz del espacio.

Pinturas lavables: Las pinturas satinadas normalmente son las que presentan mejores características para resistir los lavados, ya que cierran los poros de la pared y hacen más difícil que entre la suciedad.

Para mantener limpia una superficie pintada, solo deberemos retirar el polvo con un plumero. Para hacer una limpieza más profunda, utilizaremos un trapo de algodón o una esponja suave para frotar la pared con agua y jabón neutro y, si se trata de eliminar alguna mancha puntual producida por rozaduras, podemos recurrir, incluso, a una goma de borrar.

Cantidad de pintura: Para calcular la cantidad de pintura necesaria para cubrir un espacio, podemos tomar como guía los siguientes rendimientos, aunque los kilos finales dependerán del tipo y estado de la superficie a pintar y las características de la pintura en cuestión. Es por este motivo que nada mejor que la experiencia de los profesionales de la tienda de pinturas o de nuestro pintor de confianza para acertar.

Pintura mato: 1l/8 m2
Pintura satinada: 1l/9-10 m2

Pintura plástica: 1l/ hasta 10 m2
Esmalte sintético: 1l/13 m2

Cargando...
x
X