Viu Nou Barris

Viu Nou Barris

Cómo lucir un cabello bonito y un peinado cómodo y atractivo

1 de enero de 2020

Lucir un pelo bonito es algo que contribuye de forma definitiva a nuestra mejor imagen. Brillo, volumen, sedosidad, corte... son aspectos básicos que hay que cuidar si queremos vernos, y que nos vean, bien peinados. Ello, sin embargo, no es siempre tarea fácil. El pelo se encrespa, se nos abren las puntas, nos falta brillo... Una visita a nuestra peluquería de confianza nos solventará estos problemas que además, podemos controlar, en mayor o menor medida, utilizando ciertos productos - los mejores, los que nuestro peluquero / a nos recomiende - y adoptando ciertas rutinas.

  • La primera y la más básica es elegir un buen champú y que este, además, sea adecuado para nuestro tipo de cabello - fino, graso, seco- y sus necesidades - volumen, antiácida, reparador... -. El champú debe lavar bien y aportar, únicamente, aquello que necesita nuestro cabello, nada más. En el lavado hay que utilizar poca cantidad de producto, pues los champús ya son suficientemente concentrados. Si tenemos mucho pelo, lo recomendable es no superar la medida de una almendra en champú y si tenemos menos, la mitad.
  • La periodicidad del lavado del cabello es un gran tema de debate. Hay quien demoniza los lavados diarios, y en cambio, quien asegura que estos no son ningún inconveniente, si es que así los necesitamos. Lo que está claro es que tan desaconsejable es lavarlo en exceso como lavarlo poco. Y es que el pelo para estar sano necesita estar limpio. Así que para ajustar la periodicidad del lavado, nada mejor que conocer bien las características de nuestro cabello y valorar las posibles interferencias que nuestras actividades, como por ejemplo la práctica de deporte, puedan tener en su limpieza. En general, un pelo normal, tendrá suficiente con un lavado cada dos o tres días, mientras que un cabello graso necesitará un lavado más frecuente, incluso diario, para lucir brillante y sedoso.
  • La temperatura del agua es otro de los factores importantes para lucir un cabello saludable. El agua fría estimula la circulación sanguínea y cierra la cutícula, lo que hace muy recomendable un aclarado final a esta temperatura. Durante el lavado, lo óptimo, sin embargo, es utilizar agua tibia, pues el agua muy caliente estropea el cabello y la fría no lo “desengrasa”.
  • Durante el lavado para conseguir un buen resultado final, no es necesario frotar, sino repartir bien el champú, empezando por las raíces y masajear el cuero cabelludo y el cabello para que se impregnen bien. Y es que frotando, lo único que conseguiremos será activar las glándulas sebáceas y por tanto, aumentar la segregación del sebo.
  • Un pelo bonito es un pelo sin enredos ni nudos, sobretodo si nuestro corte es una melena, sea de la medida que sea. Para conseguirlo debemos cepillarnos el pelo para peinarnos, pero también, es recomendable hacerlo cuando nos vamos a dormir – para evitar que los enredos del día se multipliquen por la noche- y antes de lavarnos el pelo, así el champú penetrará mejor y nos ahorraremos nudos desagradables con el cabello mojado, que es justo el momento en el que tiene más posibilidades de romperse.
  • El corte y el peinado son, sin duda, la decisión más personal relacionada con el cuidado de nuestro cabello. Para acertar, podemos buscar el asesoramiento de los profesionales de la peluquería que trabajan en el territorio de Viu Nou Barris. Según nuestras preferencias, nuestra fisonomía y nuestro tipo de pelo nos ayudaran a decidir el estilo que mejor va con nosotros. Para caras redondas, por ejemplo, los cortes asimétricos, en capas largas y con largos por debajo del mentón resultan muy favorecedores, mientras que en el caso de las caras más alargadas, las melenas medias, onduladas o rizadas y no mucho más allá de los hombros son muy recomendables. Si nuestro rostro es de líneas más cuadradas, los flequillos largos y peinados de lado, las melenas con raya en medio y el cabello con ondas quedan muy naturales.
Cargando...
x
X