Viu Nou Barris

Viu Nou Barris

Cómo ahorrar en la factura del agua y la luz con nuestros electrodomésticos

15 de diciembre de 2019

¿Qué tal optimizar nuestro gasto en suministros, ahorrar en las facturas y ayudar, a la vez, al planeta? ¡Todo esto es posible! Y utilizar electrodomésticos de bajo consumo es un buen punto de partida para conseguirlo.

Los Electrodomésticos A+++ son los más eficientes, energéticamente hablando, duran más tiempo (precisamente, gracias a su mejor eficacia) y, al tratarse de modelos más recientes, incorporan nuevas funcionalidades pensadas para facilitarnos más, aún, las tareas de casa.

En el caso de los frigoríficos, los A+++ consumen entre un 47,6% y un 60%1 menos de energía que las neveras A+. Por ejemplo, por un combi A+ pagamos entre 42,00 € y 53,00 € de electricidad al año, mientras que por uno A+++, el consumo medio se reduce a 23,50 €-34,00 €2 en el mismo periodo, lo que multiplicado por la vida útil de este tipo concreto de aparatos, 12 años3, representa un buen ahorro para nuestro bolsillo. Además, durante este tiempo, con un frigorífico A+++, evitaremos la emisión a la atmósfera de una tonelada y media de CO2. De hecho, en general, los electrodomésticos de bajo consumo contribuyen a no incrementar la huella de carbono. Además, algunos equipos como los televisores más modernos ya no contienen metales tóxicos como el mercurio.

En el caso de las lavadoras, la opción de un equipo de bajo consumo nos ayudará a ahorrar no solo electricidad sino, también, agua. Un aparato con 10-15 años de vida necesita para hacer un lavado casi el doble de agua que uno de clase A+++, 120 litros vs. 50-80 litros, mientras que su gasto energético puede llegar a ser hasta tres veces superior, según el tipo de programa utilizado. La eficiencia de una lavadora A+++, aumenta todavía más si tenemos en cuenta, por ejemplo, que el mayor gasto en estos aparatos corresponde al calentamiento del agua y al centrifugado. Así que si utilizamos una temperatura media de 30 °C y regulamos bien las revoluciones de este último ciclo –  por nuestro clima nos podemos permitir que la ropa se acabe de secar al sol- todavía ahorraremos más. Además, las lavadoras más modernas incorporan motores de tecnología inverter y también programas Eco, que aunque son más largos, consumen menos. Así que si nos planificamos el tiempo, podemos continuar ahorrando por aquí y, también, rebajando más de media tonelada las emisiones de CO2 a la atmósfera.

El lavaplatos es con el frigorífico uno los electrodomésticos que más consume, sobre todo porque necesita calentar el agua para lavar. Por ello, además de priorizar las opciones de bajo consumo, si queremos ahorrar, vale la pena ponerlo en marcha cuando está realmente lleno o utilizar programas de media carga cuando no sea el caso.

El horno, si es eléctrico, consume bastante y es por este motivo que no se recomienda utilizarlo para descongelar o simplemente mantener la comida caliente. Para ello podemos utilizar el microondas.

También ahorraremos si limpiamos de forma regular los filtros de la campana extractora, así no habrá que exigirles más potencia de la necesaria. Podemos, además, ajustar la temperatura de la nevera entre 6 y 8 °C y la del congelador entre -18 y -20° (un grado más supone un 5% mes de gasto de energía); asegurarnos que el menaje de la vitrocerámica, tanto por lo que se refiere a materiales como a diámetros es el correcto; y programar, siempre, la secadora (el electrodoméstico que más gasta a un hogar) en función de la carga.

Adicionalmente, no está de más revisar nuestro contrato con la compañía eléctrica y asegurarnos que la potencia contratada es realmente la que necesitamos. También, en función de nuestras rutinas podemos averiguar qué tramos horarios de facturación nos convienen más para poner en marcha nuestros electrodomésticos.

Según los que seamos en casa, además, podemos contrastar con la compañía del agua, si tenemos derecho a algún tipo de bonificación. Por ejemplo, si somos más de cuatro, Aigües de Barcelona ofrece la posibilidad de consumir más litros de agua en cada tramo, sin incrementar su precio. Es un ahorro directo en los conceptos de la factura, "Suministro" y "Canon". Además, el concepto de recogida de residuos ("TMTR") se nos reducirá un 5% por cada persona adicional.

De la misma manera, si reciclamos el aceite de cocinar, las pilas, los pequeños electrodomésticos, las bombillas, las radiografías, los recambios de tinta de las impresoras... en los puntos verdes, podemos pedir una tarjeta especial que nos dará derecho a más bonificaciones en el consumo de agua (para conseguir esta tarjeta es necesario presentar una factura de Aigües de Barcelona).

 ¿Cuánto gasta mi electrodoméstico?

Para saber el consumo eléctrico de nuestro electrodoméstico, es necesario multiplicar el precio del kwh que nos está cobrando nuestra compañía eléctrica por el consumo probado de nuestro aparato, el cual encontraremos en la ficha del producto.

En las tiendas de electrodomésticos y menaje del hogar de Viu Nou Barris encontraréis los mejores electrodomésticos que os ayudarán a ahorrar en la factura de la luz y en la del agua. Visita estos establecimientos y dejate asesorar. Son especialistas.

1-2etiquetaenergetica.com, OCU

3OCU

Cargando...
x
X