Viu Nou Barris

Viu Nou Barris

Cambios de hábitos alimentarios: una apuesta por la salud

15 de febrero de 2018

Desde hace ya tiempo, cada vez son más los que asienten en catalogar la mala alimentación como una de las grandes epidemias de nuestro tiempo.

La comida procesada, con ingredientes añadidos para salvaguardar sus cualidades o alargar su conservación ha sido la gran estrella de las últimas décadas, y nunca antes se había hecho tan patente la máxima de que “somos lo que comemos”... El incremento de azúcar en nuestra dieta, la presencia generosa de carbohidratos, el uso excesivo de sal en la preparación y condimentación de los platos, el abuso de fritos, o incluso, la supresión de determinados alimentos por resultarnos “poco prácticos”, están provocando un importante incremento de trastornos en nuestra salud, diabetes, enfermedades coronarias, osteoporosis, anemia, colesterol, obesidad.... no es de extrañar pues, que el termino epidemia sea aceptado ya por la gran mayoría.

Aún y así, los expertos nos advierten de la posibilidad de cambiar esta tendencia, tomando en cuenta pequeñas indicaciones y dedicando un mínimo de atención a lo que nos llevamos al estómago. Una buena alimentación significa que tu cuerpo obtiene todos los nutrientes, vitaminas y minerales que necesita para trabajar correctamente. Una buena alimentación es salud, es vida, es bienestar y es belleza. ¿Cómo no prestarle atención?

Mejorar la alimentación implica, en la mayoría de los casos cambiar nuestros hábitos en relación a la comida. No es misión sencilla, pero mucho menos imposible.

  • Para saber realmente que estamos comiendo, que debemos suprimir, que incrementar y que substituir, podemos apuntar durante una semana nuestros menús.
  • Los productos naturales y no procesados son más saludables. En el barrio encontraremos todo tipo de tiendas, fruterías, carnicerías, pescaderías,... que nos pueden abastecer con garantías.
  • Optemos por sistemas de cocción que eviten la exposición de los alimentos a las grasas: plancha, horno, vapor,... El consejo de nuestro tendero de confianza,...un buen libro de recetas y el menaje adecuado, nos abrirán un sinfín de posibilidades.
  • Evitemos las salsas calóricas y los aderezos grasos. Existen alternativas mucho más saludables e igual o incluso más sabrosas: salsa de yogur, vinagre de sidra de manzana, aderezo de miel y mostaza, compotas de frutas,...
  • Sustituyamos los snacks por fruta o hortalizas crudas, al estilo de las deliciosas crudités francesas.
  • Evitemos los refrescos azucarados. Las alternativas son tantas como podamos imaginar, empezando por los zumos naturales de frutas y de verduras, que no solo saciaran nuestra sed, sino que nos aportaran vitaminas y antioxidantes y nos proporcionaran energía vital. También son una buena opción, las infusiones frías y calientes, y si nos queremos dar un capricho, de tanto en tanto, los smoothies, preparados preferiblemente, eso si, con productos lácteos desnatados.
  • Limitemos las grasas adicionales en nuestra dieta. Cambiemos, por ejemplo, la mantequilla de las tostadas por un poco de aceite de oliva y la mayonesa de la ensalada por una salsa vinagreta.
  • Aprovechemos las propiedades de determinados alimentos para combatir dolencias o prevenir algunas enfermedades. El pescado ayuda a paliar los dolores musculares y de las articulaciones; el ajo tiene propiedades anti-virales; las frutas y verduras ayudan al sistema inmunitario; la naranja, los limones o los pomelos contribuyen a reducir los síntomas y el tiempo del resfriado o la gripe; los frutos secos y las legumbres pueden rebajar el riesgo de padecer infecciones,...
  • En el cambio de hábitos de alimentación, además de optar por productos más saludables, también entra en juego un cambio de actitud frente a la comida. Deberemos dejar de comer de forma automática y dedicar el tiempo adecuado a nuestra alimentación. Engullir no es lo mismo que alimentarse...
  • Crear hábitos de alimentación saludable no es algo que podamos solucionar en un día, por ello es importante realizar el cambio de forma gradual y sobretodo debe adaptarse a nuestro estilo de vida para tener éxito.

Y para ayudarnos en este cambio, nada mejor que los productos y consejos de las tiendas de alimentación de nuestro barrio. Son especialistas, conocen como nadie su producto y sabrán darnos el mejor consejo para sacar el mejor partido del plato en beneficio para nuestra salud.

Cargando...
x
X