Viu Nou Barris

Viu Nou Barris

Cambio de armario, ¡prueba superada!

15 de noviembre de 2017

Ha llegado el otoño y una vez más nos enfrentamos con el cambio de armario, una tediosa tarea para algunos y un emocionante reto para otros.

A pesar de que la climatología parece decidida a aligerar la carga a todos para los que esta rutina resulta una pesadilla, las tendencias estéticas y la industria de la moda no perdonan, y nos recuerdan constantemente que hay que renovar la ropa y hacer cambio de armario, como mínimo, 4 veces el año...

Retirar la ropa no adecuada a la temporada y colocar en su lugar otra más propia a los meses inmediatos que tenemos por delante no parece algo complicado, aunque, sin orden ni método, puede acabar siendo motivo de desesperación para una gran mayoría.

Evitar llegar a este punto está en nuestras manos. Abre el armario, habilita un lugar donde dejar lo que tenemos dentro y empezamos. En 10 pasos, misión cumplida!

1. Sacamos toda la ropa y limpiamos el posible polvo acumulado durante la temporada.

2. Revisamos todo lo que hemos sacado y dividimos las prendas en pilas. Una con la ropa que queremos conservar, otra con la que tenemos claro que ya no nos pondremos más y una tercera con aquella ropa que está bien y nos gusta, pero que pensamos necesita una actualización o arreglo para ser digna de la primera pila.

3. Disponemos la ropa que queremos conservar en cajas o bolsas de vacío para almacenarlas. Las piezas deben estar limpias y libres de olores. Según el espacio que tengamos, podemos hacer varias cajas con diferentes tipos de piezas, pijamas, camisas, camisetas, jerseys, ... Esto, de vueltas, nos facilitará el cambio de armario cuando vuelva a tocar esta ropa.

4. La ropa de la segunda pila , aquella que hace mucho tiempo que no nos ponemos, que ya no nos gusta o que su compra ya resultó una mala decisión desde el inicio, la podemos empaquetar y donarla, por ejemplo, a entidades que se cuidan de ciudadanos sin recursos.

5. Si hemos sido estrictos, en la tercera pila tendremos, sólo, las piezas susceptibles a pasar por las manos de profesionales de la aguja para actualizarlas, ensancharlas, repararlas, etc.

6. Sacamos de la caja o bolsa la ropa para la presente temporada. Nos aseguramos que no ha cogido ningún olor durante el almacenamiento y si lo ha hecho, la lavamos bien.

7. Repasamos todas las perchas y sustituimos los que puedan estar en mal estado, teniendo en cuenta, por ejemplo, que las de alambre son las que más rápidamente se deforman.

8. Decidamos qué ropa irá doblada y cual colgada.

9. La ropa para colgar, la podemos ordenar por tipos -para tener siempre, una idea muy clara de todo lo que tenemos-, por estilo – para facilitar la elección según la situación-, por colores – visualmente es más fácil encontrarla y combinarla - o bien por longitud -para aprovechar el espacio inferior -. En cuanto a la ropa doblada, la podemos ordenar por tipo y por colores, evitando, eso sí, pilas demasiada altas que arrugan las piezas y dificultan su localización.

10. Una vez todo ordenado, sólo nos quedará salir a la calle e ir de compras para llenar el espacio que ha quedado libre y sustituir todo aquello que ya no nos cabe o ha pasado de moda. En el territorio de Viu Nou Barris encontrarás una generosa oferta de tiendas de ropa, calzado y complementos que te lo pondrán muy fácil. Son profesionales y te asesorarán en tú elección. ¡No fallarás!

Cargando...
x
X