Viu Nou Barris

Viu Nou Barris

Alergias primaverales

Alergias primaverales

6 de mayo de 2017

La OMS identifica las alergias entre las seis patologías más frecuentes en el mundo. Esta alteración del sistema inmunológico afecta más a los habitantes de los países desarrollados y se estima que una de cada cuatro personas sufrirá alguna a alergia a lo largo de su vida. Los niños y jóvenes son los más vulnerables, habiéndose registrado en las últimas cuatro o cinco décadas una incidencia creciente de este tipo de patologías.

Las alergias relacionadas con el sistema respiratorio, piel y ojos son las más universales, aunque los casos de alergias alimentarias no han dejado de crecer, tampoco, en los últimos años. A diferencias de las primeras, la afectación de las alergias alimentarias se presenta sostenida en el tiempo, mientras que una parte importante de las alergias respiratorias e incluso de la piel y ojos tienen momentos del año en los que se manifiestan con mayor virulencia. La primavera es uno de estos momentos álgidos, en el que la producción de polen de las plantas pone a prueba a una parte importante de la población. El polen por sí mismo ya es un agente a alérgico importante, pero combinado con partículas de la contaminación se traduce en un compuesto todavía más complejo y perjudicial para nuestro sistema inmunológico.

Para paliar los efectos de este tipo alergia: picor de ojos y nariz, tos, rojeces en la piel, dificultades respiratorias, rinitis, lagrimeo, ... hay diferentes soluciones farmacológicas y también naturales que nos pueden ayudar. Nuestra farmacia, herbolario o establecimiento de productos naturales nos pueden asesorar al detalle.

Además, nosotros, podemos tomar algunas sencillas precauciones y adoptar algunos pequeños cambios de rutina que pueden contribuir a aligerar los molestos efectos de las alergias. Los expertos recomiendan, por ejemplo:

  • Limitar la actividad al aire libre a primera hora de la mañana y al atardecer, cuando se produce la mayor concentración de polen en la atmósfera
  • No secar la ropa en el exterior
  • Cerrar las ventanas por la noche, y circular, también, con las del coche subidas
  • Incorporar filtros antipolen a nuestros aparatos de aire acondicionado, también al del coche
  • Intentar no salir a la calle si hace mucho viento
  • Utilizar gafas de sol para evitar el contacto del polen con nuestros ojos

Información sobre la concentración de polen en la ciudad

Cargando...
x
X